Matías Arena
Criado en Capilla Del Señor, Exaltación De La Cruz, canalizó a través de la militancia las inquietudes que florecieron en él desde su hogar, devenidas de charlas con su padre que nunca estaban exentas de consciencia social. Con intereses diversos e superpuestos, como la política, la fotografía y la gastronomía, atravesó sus estudios secundarios, donde se encontró con lecturas provenientes de la Geografía Social, particularmente de trabajos que analizaban la década de los 90 y el posterior estallido del 2001, lo cual no hizo más que avivar esa necesidad de comprender, ahora en términos espaciales, lo que había ocurrido en aquellos años para asegurarse que no vuelva a ocurrir. Es así que ingresa a la Universidad Nacional De Luján siendo la primera generación de su familia en llegar a estudios de este nivel. Sin intención de abandonar su pasión por la fotografía y la gastronomía; y con voluntad de ampliar conocimientos geográficos que puedan contribuir junto a su militancia a transformar la realidad de quienes más sufren los golpes de este sistema, se encuentra cursando el profesorado en geografía con la mismas inquietudes que antes, con sus convicciones intactas y con el doble de ganas de comprender los procesos espaciales que atañan a la realidad que lo rodea.

 

Patricio Chena
Alrededor de los 12 años, cuando volvía del colegio, husmeaba en las enciclopedias de la biblioteca que tenía su madre, explorando las distintas banderas y paisajes que encontraba en los Atlas antiguos, donde todavía la Unión Soviética existía. Luego de transitar estudios como la Paleontología y la Música (sus otras pasiones) se decidió con el Profesorado en Geografía, carrera que le fue interesando cada vez más a medida que transcurrían los años. Tampoco dejo la música; cabe destacar la coincidencia festiva de estas dos disciplinas: 22 de noviembre para ser exactos. Actualmente está iniciando la Licenciatura de Geografía que seguirá el año entrante, junto con una Diplomatura de Migraciones, movilidades e interculturalidad en FLACSO, que lo tiene bastante intrigado. Docente en las distintas modalidades secundarias desde hace tres años, también trabaja en horario vespertino como EMATP de Ciencias Sociales, colaborando en el aprendizaje de cada uno de los alumnos del colegio.

 

Juan Franco Ingiullo
Oriundo de Zárate, provincia de Buenos Aires, nació un 27 de Septiembre del año 1994. Allí se insertó en la educación pública realizando la primar en la Escuela Nº10. Por motivos familiares, se muda a Jáuregui, en Luján, dónde concluye sus estudios secundarios en la escuela San Luís Gonzaga, católica e industrial, de poca fe y mucho trabajo. Fue en 5º año de la secundaria cuando una profesora desafió la lógica de la enseñanza básica en geografía saliendo del tradicional listado de provincias, capitales, países limítrofes, tipos de vientos y relieves, para proponer trabajos anuales de investigación sobre las matrices productivas de varias regiones de nuestro país, pensando y caracterizando así el modelo económico que ordena la sociedad argentina. Fue una experiencia que marcó su idea no sólo sobre la geografía en particular, sino su perspectiva sobre el mundo y sus desigualdades en general. Hoy, luego de cursar tres años de la Licenciatura en Ciencias Biológicas, y con poca pero aprovechable experiencia e información sobre las leyes de la vida en términos biológicos, se encuentra cursando el segundo año del Profesorado en Geografía en la UNLu. Se apasiona por aplicar la geografía en los territorios, por democratizar el conocimiento que construye la geografía y por entender la importancia de la complejidad de las relaciones de los pueblos con sus tierras, sus lugares, sus territorios, en términos materiales y simbólicos, y como esto constituye un elemento y una herramienta fundamental para su liberación y soberanía. Combina sus actividades académica con la labor social, la militancia social y cultural, y coordina el Centro Cultural Artigas de la ciudad de Luján.

 

Gabriel Mosqueira
Nació y se crió en la zona sur de la provincia de Buenos Aires, en un barrio pobre de Solano (Quilmes), al frío de la desidia del Estado, donde la desigualdad se sentía a flor de piel, de una juventud victima del saqueo neoliberal. A pesar de vivir en un barrio marginal, y gracias a ser hijo de madre y padre docentes, nunca le faltó un plato de comida y un buen libro para leer. El ejemplo de lucha de su hermana y esa realidad provocaron su primer quiebre, donde una mezcla de dolor y bronca cultivaron el deseo por transformar esa (y otras) realidades adversas. El segundo quiebre fue a sus 16 años, cuando se mudó a Luján y se sumó a trabajar en los barrios mas marginados, haciendo copas de leche y talleres de murga, circo y stencil en el FPDS-MTC, donde compartir el deseo organizado y consciente de este movimiento social lo llevó a entender que para cambiar la realidad es necesario tomar con fuerza la herramienta del conocimiento. Preocupado por la violencia simbólica, y por entender como se distribuye la riqueza y la desigualdad en el espacio, se inscribió en la carrera de Geografía de la Universidad Nacional de Luján, donde estudiar esta hermosa Carrera generó el tercer quiebre y lo invitóa construir una nueva forma de ver el mundo. Por el momento sigue en este camino, que como dice el gran cantor: "se hace camino al andar".

 

Darío Windholz
Nacido en agosto del 91, egresó en el año 2009 con el título de Maestro Mayor en Obras en una Escuela de Educación Técnica de San Miguel. En el transcurso del segundo año, único en el que tuvo geografía, un profesor le demostró que “lo geográfico” iba mucho más allá de países, capitales y relieves. Esa experiencia sumada al fanatismo por viajar y conocer nuevos lugares despertó su interés por estudiar las transformaciones de los territorios. Así, comenzó el profesorado en Geografía en un Instituto terciario de Moreno, que luego tuvo que abandonar por problemas económicos para dedicarse a pleno a trabajar. En el año 2016 retomó nuevamente el profesorado pero entrando a la Universidad Nacional de Lujan, donde ya cursa el cuarto año de la carrera. La trayectoria por la universidad amplio su interés por temas como los paisajes y los lugares en clave cultural. Tener familiares en una colonia entrerriana fundada por alemanes del Volga lo llevó a interesarse en desarrollar futuras investigaciones sobre cómo organizaban el espacio geográfico a partir de los patrones culturales y las transformaciones en el territorio que moldean el paisaje con el pasar del tiempo. Actualmente trabaja en la construcción y, en sus tiempos libres, aprovecha para leer y hacer actividad física, disfrutar de nuevas comidas y vivir la geografía.