CRISTINA TERESA CARBALLO

Transcurren sus días y no deja de tener curiosidad, y para el público lector les comento: ya está entradita en edad. Siempre está en problemas epistemológicos. Concilia lo terrenal ambiental y la exploración social de lo sagrado, en la medida de sus mortales posibilidades. Comenzó haya lejos y hace tiempo a estudiar algo tan raro como Geografía, en la Universidad de Buenos Aires (1987); continuó con las rarezas, y completó una Especialización en Ordenación Territorial del IPGH-OEA (1995), dos maestrías (1991-2005), un Doctorado en Geografía Social y Regional (2008) en Francia, y dos estancias posdoctorales en el departamento de Geografía de la Universidad de Barcelona (2012) y Paris-Sorbonne (2015).

La cuestión del milagro mariano de Luján y los gauchos rayó en la demencia epistemológica para las ideas geográficas locales de ese momento. Y sí, la espacialidad de la sacralidad, la identidad del gaucho y los rituales territoriales fueron pasión por muchos años. Pero el peregrino gaucho la llevó por otros caminos… como la co-dirección junto a Fabián Flores del Grupo Interdisciplinario de Estudios sobre Paisaje, Espacio y Cultura (GIEPEC-UNLu).

Actualmente, esta geógrafa de personalidad múltiple se debate entre las prácticas culturales y la vulnerabilidad urbana. Entre otros menesteres desarrolla ideas como investigadora del Centro de Desarrollo Territorial-UNQ, y cumple funciones como Directora del CCC de la Licenciatura en Geografía de la Universidad de Quilmes.